El maestro Sith que nos sedujo al lado oscuro de las bandas sonoras

2 comentarios

Ayer por la noche, y en el Auditori de Barcelona, un nuevo Señor Oscuro de la música se reveló ante todos nosotros. Constantino Martínez Orts salió al escenario para dirigir a su Film Symphony Orchestra ataviado con la sagrada indumentaria Sith que auguraba una noche pletórica en el lado más oscuro de la seducción, y desde luego no defraudó, nos sentimos todos absolutamente seducidos.

Los que me conozcan, incluso los que me conozcan poco y mal, sabrán que siempre he estado ligado al maravilloso mundo de las bandas sonoras. Por eso, hace ya tres años, cuando llegaron a mi los rumores de un concierto en Sant Cugat que rememoraba las mejores partituras de John Williams no pude hacer otra cosa que invocar a mis amigos e ir a ver el evento. Ahí fue la primera vez que vi a Constantino, por supuesto más joven, pero también menos contenido, disfrutando de un repertorio ganador con temas reconocibles y reconocidos de uno de los compositores más laureados de la historia. Ya en ese concierto disfruté con lo pulido de cada pieza, con lo extraordinariamente trabajados que estaban cada uno de los arreglos para que sonara totalmente como el original. Fue un concierto que siempre recordaré, por supuesto por la música en si, pero también por los bises, creo yo un poco más "auténticos" y por un Constantino pidiéndonos disculpas por no seguir tocando debido a que tenían que tomar un autobús para ir a Zaragoza a tocar al día siguiente... realmente entrañable.

Tan encantado quedé que intenté seguirles la pista, por no decir perseguirles directamente, para ver si al año siguiente repetirían... fue unos meses después cuando la FSO apareció en Facebook y creó su página web. En cuanto salieron las entradas, las compramos sin mediar palabra, tercera fila de la platea, en todo el meollo. Aún recuerdo que las primeras noticias en internet vinculaban el concierto de Barcelona al Palau de la Música, eso hubiera sido realmente espectacular, para finalmente recaer en el Auditori. Pero el cambio no desmereció para nada la calidad de aquel concierto. Constantino en su maravilloso plan de llevarnos al lado oscuro aparcó parte del material de Williams para introducir nuevos compositores, aunque también de sobras conocidos, tocando Gladiator, Piratas del Caribe o Apollo 13. Y como en el primer concierto, la ejecución fue sublime. Volvieron los bises, por supuesto, aunque esta vez el público los esperaba tanto como sabía que los había... cosas de la globalización.


Por supuesto, los bises terminaron, así que no pudimos hacer otra cosa que esperar, y hemos esperado... esperamos hasta ayer, cuando de nuevo la FSO se reunió en el Auditori de Barcelona para brindarnos un espectacular concierto donde Constantino dio un paso más, añadiendo auténticos clásicos de la música de cine como Lawrence de Arabia o Los 7 Magníficos. La FSO nos regaló un conciertazo con piezas realmente complejas como Encuentros en la Tercera Fase donde casi vi pasar pequeños OVNI de colores o la inquietante pieza de Origen, intimista y perturbadora. Da la impresión, sin desmerecer las anteriores propuestas, que Constantino empieza a tocar lo que realmente le atrae, permitiéndose incluso cambiar el conocido "Prólogo" de Harry Potter y la Piedra Filosofal por el de "El Mundo Mágico de Harry" de la misma película. Algo que no me pasó por alto fue que se eliminaron todas las piezas que tuvieran un solo, quedando así fuera de la lista La Terminal, La Lista de Schindler o El Patriota. Podría decirse que al ser todas de John Williams había que hacer una criba, pero resulta curioso que se decidiera por esas. Sin embargo así la FSO brilla en su pleno conjunto y todos los músicos son excepcionales... que lo son. Mención especial al percusionista que tocó durante la suite de El Señor de los Anillos con un martillo de carpintero, que me dejó con el culo torcido (valga el comentario soez).

Debo decir, también, que ayer no me senté en todo el meollo. Pude disfrutar del concierto en un lateral, donde vi a Constantino cara a cara, para conocer un poco más de él. Para ver lo bien que se lo pasa durante todo el concierto, como dirige con alegría y pude descubrir que le va la marcha. Desde luego, al director de la FSO la va la marcha, sólo hacía falta escuchar el final de la suite de Forrest Gump que por momentos recordaba el 1941 de John Williams, o cómo se mostraba alegre y saltarín en los fragmentos de Lawrence de Arabia donde el ritmo de una marcha triunfal se apoderaba de la pieza. Tanto le va la marcha a Constantino, que se dejó para si la marcha de todas las marchas la "Imperial March" de El Imperio Contraataca... porque como buen Sith, debe dejarnos con la miel en los labios, seduciéndonos poco a poco... y hasta el año que viene, cuando, probablemente aparezca con una capucha como único Emperador del imperio de las bandas sonoras en España. Ahí estaremos para verlo.


PD: debo reconocer, aplaudir y agradecer el enorme esfuerzo de toda la orquesta para, después de tres días seguidos de conciertos, abrumarnos con su música a tan alto nivel. Muchísimas gracias a todos.

Cine y Revueltas

5 comentarios

Bueno, ayer hubo huelga general. Como no podía ser de otra manera, después de ver el telediario, mi nivel de cabreo ha hecho saltar por los aires el medidor. Sin embargo, en vez de echar espuma por la boca de ver "tanto hijo de puta que hay en este planeta" [El Reno Renardo: Vomito], he preferido hacer algo provechoso con mi ira y salir al paso reabriendo por cuarta o quinta vez mi blog.

Y ya puestos, podríamos hablar un poco de las manifestaciones, revueltas y otras zarandajas que se han visto en el cine.

La más obvia y yo creo que recordada y homenajeada es la de la turba. Ese montón de personas que horca y antorcha en ristre se dirigen al castillo de turno para acabar con la bestia. En este caso a Frankenstein, que tenemos suficiente con ver los primeros 5 segundos del trailer para ver de lo que estamos hablando.

Hasta en el maravilloso "Phineas y Ferb he visto una escena similar

Pero mejor no remontarnos tan lejos. Posiblemente la película que mejor muestra lo que últimamente estamos viviendo por parte de "las fuerzas del orden" de éste país sea Batalla en Seattle (Stuart Townsend, 2007).

Esta película trata los tremendos disturbios que se produjeron en la ciudad de Seatlle durante un encuentro de la OMC en 1999. Lo que me gusta de esta cinta es que, en mi opinión, es muy objetiva. Tanto, que no deja a nadie contento; ni a los que apoyan los principios fascistas de orden de la policía, ni a los que sueñan con un mundo mejor a base de hostias. De hecho, la película juega continuamente en esta dirección, mostrando cada una de las partes, desde los ya comentados manifestantes y policía de Seattle, pasando por los delegados de la convención o los políticos relacionados directa o indirectamente.

Otra película que me viene a bote pronto es Hijos de los Hombres (Alfonso Cuarón, 2006). De hecho, el cine distópico está lleno de policía con mala leche y manifestaciones a mamporro limpio. Se me ocurren V de Vendetta (James McTeigue, 2006), Equilibrium (Kurt Wimmer, 2003) o Babylon A.D. (Mathieu Kassovitz). Pero también están La Fuga de Logan (Michael Anderson, 1976), 12 Monos (Terry Gilliam, 1995) o incluso Tiempo Modernos (Charles Chaplin, 1936) y un largo etcétera de alegorías "futurísticas" del fascismo.

Pero, como ya hemos visto antes con Batalla en Seattle, no sólo de la fantasía y la ciencia ficción vive el tumulto. En el cine también encontramos casos reales como por ejemplo el de la conocidísima manifestación hippie en Central Park de Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994).

"y eso es todo lo que tengo que decir sobre la guerra de Vietman"

Sí, ya se, Forrest Gump no es real, aunque el hecho de que un idiota rematado llegue a lo más alto tampoco dista tanto de algunos casos en EUA... y aquí también; pero la manifestación sí lo fue y todo lo que sucede en la cinta de Zemeckis también. Otro ejemplo de altercado real es Domingo Sangriento (Paul Greengrass, 2002). Un caso similar al de la cinta de Townsend, refleja el conflicto real ocurrido el 30 de enero de 1972, cuando tropas británicas abrieron fuego contra una manifestación pacífica en el barrio obrero de Bogside, en Irlanda del Norte. Y finalmente en este repaso histórico, una cinta española, Salvador (Manuel Huerga, 2006), que trata la convulsa vida de Salvador Puig-Antich, terror de los grises durante la España franquista.

"Bloody Sunday" también es una canción de U2 que relata los hechos de enero del 72

Y hasta aquí este post sobre las manifestaciones, entre otras cosas porque no me acuerdo de más. No sin antes hacer una observación. Es curioso ver en la inmensa mayoría de películas de zombies imágenes de disturbios entre policía y manifestantes... así empezará el fin del mundo zombie? en una nueva concentración a lo 15M? "eh, ese hombre me ha mordido mientras cantaba el All you need is love!" y ala, se lía parda. Y como para muestra un botón... os dejo con el trailer de la próxima, que no última película de zombies Guerra Mundial Z (Marc Forster, 2013).




Breve historia de las "intros" de los videojuegos, desde el prisma de Blizzard

1 comentarios

El CGI (Computer Generated Imaginery), es el producto de crear imágenes generadas por ordenador, mayormente en un entorno tridimensional. Esta técnica suele usarse en el campo de los efectos especiales en películas, anuncios, programas de televisión...

En la industria de los vídeo juegos los CGI suelen ser un instrumento de introducción al argumento para los jugadores y si existe una compañía que le ha sacado un jugo realmente excepcional a esta técnica, esa es Blizzard. Con esta recopilación de vídeos me gustaría mostrar una breve historia de la evolución de las "intros" en los vídeo juegos, no solo en lo que a efectos especiales se refiere, si no también en la madurez y la capacidad narrativa que, poco a poco, han ido consiguiendo.

Warcraft: Orcs & Humans (1994)

Warcraft II: Tides of Darkness (1995)

Diablo (1996)

StarCraft (1998)

Diablo II: Lord of Destruction (2001)

Warcraft III: Reign of Chaos (2002)

World of Warcraft (2004)

World of Warcraft: The Burning Crusade (2007)

StarCraft II: Wings of Liberty (2010)

Diablo III (2011) - Making Of

Son realmente espectaculares, y demuestran la evolución de la tecnología y de la madurez de la empresa que revoluciona, producto tras producto, todos los géneros de la industria del vídeo juego en los que se sumerge.

*Si quisierais ver el vídeo de Diablo III está en la anterior entrada.

Blizzcon 2011

0 comentarios


La Blizzcon es la convención que la empresa de videojuegos Blizzard realiza cada año para presentar sus novedades y proyectos a los millones de fans que tiene por todo el mundo.

La primera Blizzcon tuvo lugar en octubre de 2005 y sirvió para presentar la primera expansión de World of Warcraft: The Burning Crusade. en 2007, durante la segunda Blizzcon se presentó la siguiente expansión: Wrath of the Lich King y la esperada secuela de Starcraft. A partir de entonces la convención se ha sucedido año tras año, ininterrumpidamente, presentando proyectos de gran calado como Diablo III, en 2008 o Cataclysm la tercera expansión de WoW.

Este año, que parecía no iba a traer grandes novedades, ha sido el de la consolidación del proyecto Diablo III, que finalmente verá la luz en el primer cuarto de 2012 y una nueva expansión para WoW llamada Mists of Pandaria.
Nueva cinemática de Diablo III

Trailer de Mists of Pandaria y presentación de los Pandaren como nueva raza

Sin embargo, no es lo único que se ha podido ver en la Blizzcon 2011. También se ha presentado la primera expansión para Starcraft II: heart of the Swarm, y DOTA, que está llamado a convertirse en el estandarte de los MOBA (multiplayer Online Battle Arena).

Heart of the Swarm Trailer

DOTA

En la Blizzcon, sin embargo, no son todo presentaciones y publicidad. Se trabaja mucho por y para los jugadores y por eso se realizan multitud de mesas redondas, concursos de leveling, disfraces, relatos... y muchísimas actividades más.

Después de ver lo que ha dado de si este Blizzcon sólo queda esperar al siguiente, y cruzar los dedos para que la compañía presenta su nuevo gran MMORPG: Titan.




Príncipe de Persia

5 comentarios

En un nuevo y maravilloso alarde de originalidad, Jerry Bruckheimer nos presenta un producto de lo más palomitero de la mano de una franquicia cuyo origen es una saga de videojuegos.


Prince of Persia

No creo que me lleve mucho terminar este artículo, más o menos el mismo tiempo en el que el guionista acabó por cuadrar varias escenas de acción con un final rápido y caótico, a lo “se nos acaba el tiempo, chicos!”

El Príncipe de Persia trata las aventuras de un príncipe no legítimo, Jake Gyllenhaal en el papel de Dastan, no hijo del Rey pero sí adoptado por él, que sin embargo, mira por donde, es más listo, más guapo, más fuerte y más todo que sus hermanos de sangre azul.

Por circunstancias del guión se ve inmerso en una trama judeomasónica, en la que el hermano del Rey, Ben “quien te ha visto y quien te ve” Kinglsey, engaña a su sobrino para atacar una ciudad sagrada en busca de armas de destrucción masiva, cuando en realidad lo que está buscando es petróleo… digooooo, las arenas del tiempo, unas arenas que en conjunción con una daga, permiten a su portador retroceder en el tiempo.

El protagonista deberá demostrar que no mató al Rey de Persia a la vez que intentará que la daga no caiga en manos de su tío. Para ello tendrá la inestimable ayuda de la chica de la película, Gemma Arterton, que interpreta la princesa Tamina, quien es también custodio de las arenas del tiempo. La parte cómica la pone un Alfred Molina que recuerda tanto en papel como en perímetro a Jabba el Hutt.

La acción, como no podía ser de otra manera, es realmente explosiva. Esos momentos están totalmente inspirados por el juego y da gusto ver al príncipe de Persia hacer lo que realmente sabe, saltar como un canguro y hacer cucamonas por tejados, vigas y tenderetes. En el clímax final, sin embargo, y sobretodo en la escena en la que el protagonista cae por un torrente de arena, parece que se les fue un poco la mano con los efectos especiales, ya que la ciudad de arena parece no tener ni pies ni cabeza y que el malote esté justo donde cae el príncipe aún tiene menos sentido.

Como no, todo acaba superbien, aunque también superrápido, de un modo un tanto tosco, el príncipe regresa al pasado y acusa a su tío consiguiendo que la ciudad no se destruya y su padrastro no muera. El príncipe de Persia y la princesa Tamina se prometen en matrimonio y vámonos para casa que esto se acabó.



como se pronuncia el apellido de Jake? ni sus compañeros de reparto lo saben!!!

El videojuego

Como la película no da para mucho, comentaré un poco la historia del juego.

El primero salió en 1987, que recuerdos, y su éxito radicó sobretodo a la fluidez de la animación realizada por el protagonista. Su autor, Jordan Mechner, estudió durante varias horas filmaciones de su hermano corriendo y saltando con ropa blanca, así que podríamos decir que el verdadero Príncipe de Persia es el hermano pequeño del señor Mechner. Se trataba de un juego de plataformas en el que el protagonista debía pasar varios niveles para conseguir rescatar a la princesa en el plazo de una hora. Recuerdo con especial cariño el momento en el que había que enfrentarse a un guerrero igual que el protagonista, donde el jugador debía pensar y percibir que a veces “más vale maña que fuerza”.



muestras del vídeo que Mechner hizo sobre los movimientos de su hermano

Con la generación de consolas, sobre 1992, aparecieron multitud de adaptaciones, y a finales de siglo, los móviles y las consolas portátiles tomaron el relevo. Con el boom de las tarjetas 3D para ordenadores también apareció, de la mano de Red Orb Entertainment, el Príncipe de Persia 3D.

Sin embargo, la verdadera revolución llegó con la tetralogía de las Arenas del Tiempo, de 2003. Bebiendo de los éxitos de Lara Croft y sus Tomb Raider, Ubisoft decidió lavar la cara a este mítico héroe de los videojuegos y crear Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo. Un guión más elaborado junto a las últimas tecnologías en 3D y movimiento hicieron de este juego un éxito, y para muchos el mejor de la saga. Un año más tarde llegaría mi favorito, El Alma del Guerrero, que incluía momentos de lucha contra variopintos enemigos, en animaciones y combos fascinantes, convertía al personaje en alguien más oscuro y violento, lo que no despertó grandes simpatías entre los fans de la serie. Los dos Tronos fue el tercer juego, que salió en 2005, la novedad radicaba en que nos encontrábamos de vez en cuando con un evil-prince o príncipe oscuro. Las Arenas Olvidadas, último capítulo era un nexo entre Las Arenas del Tiempo y el Alma del Guerrero.

Como opinión personal y más que osada, diré que si estas aventuras bebían de las aventuras de Lara Croft, creo que después, las aventuras del Príncipe de Persia, sirvieron de inspiración para nuevos videojuegos que después saldrían cuyo máximo exponente es el God of War.


En definitiva

La película de El Príncipe de Persia es un producto palomitero más propio de un sábado en casa para uso y disfrute de los más pequeños que como gran superproducción de acción al estilo de Los Piratas del Caribe.



Perdidos, `indignation mode on´

4 comentarios

Bueno, después de una semana he empezado a asumir el final de Lost y su relación con el resto de la serie. La verdad es que también me he empapado de comentarios, artículos y opiniones de lo más variadas tanto en internet como en vivo y en directo, entre cervezas y patatas bravas, como debe ser.


¿Que es Perdidos?

Perdidos es una serie de 6 temporadas que comenzó en 2004. Según la entrada de Wikipedia se trata de una serie que combinaba el drama, el suspense y la ciencia ficción; según IMDB los géneros de Lost van desde la aventura al drama, pasando por la ciencia-ficción y el misterio.

Trata las desventuras de un grupo de personas que tras sobrevivir a un accidente de avión deben pasar las mil y una en una enigmática isla misteriosa con monstruos, civilizaciones perdidas y antiguos vestigios de tecnología de los años 70. Los protagonistas principales son muy dispares, desde un médico hasta un torturador iraquí, pero cuyo rasgo común es que antes del accidente eran personas desgraciadas. Esto se nos muestra con una genial idea para crear cada uno de los capítulos. Cada uno de ellos trata un solo personaje, mostrándonos lo que hace en la isla, pero también como era su vida anteriormente en flashbacks que se van intercalando a la acción presente. Estos flashbacks son muy interesantes y ofrecen muchísima información adicional sobre las desdichas de los protagonistas, o sobre sus ansias y anhelos.

Tras el cliffhanger de la tercera temporada en la que un Jack desquiciado le dice a Kate que hay que regresar a la isla, los flashbacks se convierten en el nuevo concepto "flashforward", donde lo que no tiene que ver con la isla nos cuenta como los supervivientes que han conseguido salir regresan de nuevo a la misma. Esto dura 2 temporadas. Gracias a estos flashforwards podemos ver como afecta haber vuelto para los supervivientes y finalmente de que manera consiguen volver.

Ya en la sexta, una vez han vuelto todos los supervivientes se genera un nuevo concepto flash... los "flashsideway" o mundo paralelo, donde los personajes no han sufrido accidente alguno, pero sus vidas han cambiado drásticamente. La riqueza de esta línea argumental no reside tanto en dar información o ofrecer cohesión al grueso de la serie, como de preparar al espectador para el final de la misma.


La última temporada y la season finale

La línea temporal en la isla sigue inalterable, pero en estos flashsideways cortan totalmente cualquier línea argumental. Los protagonistas, al menos la mayoría, ya no tienen sus mismos roles, en algunos casos incluso tienen personalidades ligeramente diferentes, como es el caso de Benjamin Linus o el de Desmond Hume. Al final de la serie, el misterio de esta realidad paralela es revelado, y uno se da cuenta de que su única justificación era esa el tan emotivo final.

Este cartel reza el lema "todas las piezas encajarán", promocionando la sexta temporada, en un claro ejemplo de la necesidad que los productores han tenido durante todos estos años en generar misterio... que finalmente no han querido "encajar"

El padre de Jack aparece en el mejor momento y revela, como si fuera un guía turístico, todo lo que está ocurriendo. Todos están muertos, pero no han muerto en el accidente, si no que fueron muriendo "unos antes que Jack, otros mucho después" para finalmente reunirse en un lugar que habían construido para estar juntos y "avanzar".

Si en algún momento la serie trató la lucha entre lógica y fe, los productores con este final se posicionan de una manera escandalosa. Entre las motivaciones esotéricas de Locke y la mente racional de Jack ya hay un claro vencedor. Esto es una manera de discriminar fuertemente a un gran colectivo de fans de Perdidos que no se sienten muy cómodos pensando en la vida eterna, la religión en general o la vida después de la muerte.

Pero lo peor de todo es la sensación de truco de magia que uno tiene al ver el final de la serie y sentirse bien. Todos se juntan, todos lloran, la genial música de Michael Giacchino te pone los pelos de punta y disfrutas con el reencuentro como un niño pequeño, pero después de eso queda la desolación de haberte sentido estafado. Un burdo truco de magia, una genial puesta en escena de aquellos que saben donde golpear para que nuestras emociones hagan acallar cualquier atisbo de razonamiento. Pero no deja de ser un mero ejercicio de marketing, comparable al que un supermercado hace al poner productos a la altura de nuestros ojos, con una melodía que haga que compremos impulsivamente sin pensar... es sólo al llegar a casa, cuando sacamos las cosas de la bolsa que pensamos ¿que coño es esto?.

Y sí, este es el final de Perdidos un hermoso y emotivo "que coño es esto" que de ninguna manera concluye esta magnífica serie, y que absolutamente de ninguna manera le hace justicia.


Las explicaciones

Tengo la impresión que no debe ser del agrado de todos acabar descubriendo que han perdido el tiempo, en vez de asumir lo mucho que han podido disfrutar con la serie, aunque la última temporada en general y el capítulo final en particular no hayan sido ni mucho menos concluyentes. Entiendo que la gente acabe refugiándose, inconscientemente, en excusas que hacen que tanto el trayecto como el destino final hayan valido la pena.

Una de ellas es que Perdidos es una serie de personajes. Estoy totalmente de acuerdo, y cual no lo es? cualquier serie que no tenga unos personajes carismáticos está condenada al fracaso, aunque entiendo que Perdidos aún lo es más, al tener esa construcción argumental tan fantástica. Pero si Perdidos es una serie de personajes tiene un personaje muy importante, la isla. La isla no se puede considerar un simple lugar donde transcurre la acción, ni siquiera un contexto y por supuesto nunca un macguffin. La isla ha hecho y deshecho a placer desde el principio de la serie. Ha curado tumores, ha sanado a minusválidos, ha asesinado a ladrones de joyas y se ha inmiscuido en los temores de sus protagonistas para mostrárselos en la isla y llevarlos al límite. La isla es capaz de esconder partes de su geografía y no olvidemos que es la isla, en primera instancia, la que crea la acción, en todos los sentidos.

Otra cosa curiosa es dar cuerpo o excusar los flashsideways, diciendo que han creado ese lugar (eso directamente se dice en la serie) y que han cambiado porque han podido crear un lugar donde ser felices. Pues yo no se si sería muy feliz en un lugar donde me disparan, o me atropellan, o me pegan una paliza... no nos engañemos, la línea temporal paralela sólo sirve para justificar el final.

Otra excusa notable es que resolver todos los enigmas podría resultar aborrecible. También estoy de acuerdo, el problema es que no se ha resuelto casi ninguno, algunos muy importantes, y los que se han resuelto ha sido de manera ineficaz, por no decir cutre. Una de mis mayores preguntas reside en porque el humo negro (que demonios les costaba ponerle un nombre) no puede salir de la isla, con la de gente que ha salido de la isla durante todas las temporadas. Evidentemente no me sirve un "a lo mejor es por esto" o "puede que sea por aquello", quiero saber porque de una manera contundente. Y como este, tantísimos otros. De hecho... es realmente el humo negro el hermano de Jacob? pues no lo sabemos, no tenemos ni idea. Cosas que se han solucionado son los rumores en la isla, sale en una escena Michael y le dice a Hurley "ey, que los susurros somos los muertos" y ya está, problema resuelto, o Jack se sienta con Locke, que no es Locke (puto tío sin nombre) y le dice "si, tu padre en realidad era yo, que tenía el día cachondo". Hay otras respuestas que no tienen trascendencia alguna. Hay gente encantada con que Juliet repitiera su última frase cuando se reencuentra con Sawyer, pero eso no tiene ninguna importancia argumental; podría haber dicho "está frío" y que se hubieran encontrado comiendo helado y seguiría siendo todo igual. Han dejado todo tremendamente abierto, y lo peor es que en la sexta temporada se han hartado de poner cosas nuevas, como el templo o el faro sin ofrecer nada a cambio, o realizar capítulos anodinos sobre personajes muy importantes como Richard o Jacob y su hermano sin aprovechar la oportunidad de ofrecer respuestas (ni ponerle un triste nombre al malo).

¿Y para que las respuestas? pues para crear una estructura. Si tengo que quedarme con este final, y no hay más narices, debo decir que han estado seis años vendiendo humo, generando expectativas, ofreciendo golosinas para finalmente asestarnos un golpe mortal en la nuca. Las respuestas darían cuerpo a la historia, explicar que buscaba Dharma, cual era el papel de Richard, que hacía el templo, quien construyó la estatua, cual era la historia entre Ben y Widmore o que es de Walt, hubieran aportado verosimilitud donde ahora sólo hay magia, donde sólo podemos esperar un acto de fe... y eso es lo que finalmente ha sido Perdidos un salto al vacío, del que con gusto me tiré hasta que descubrí que no tenía red, ni cuerda, ni nada a lo que agarrarme, sólo un triste y fatídico final que no tenía absolutamente nada que ver con la columna vertebral de la serie.


En definitiva

Perdidos ha pasado a la historia, de eso no cabe la menor duda, pero ha perdido la oportunidad de convertirse en un referente de aquello de lo que más se ha aprovechado para darse autobombo y generar expectación, y así de paso poder sobrevivir durante tantos años, el misterio y la ciencia-ficción. Esos mismos géneros de los que al final ha preferido prescindir, para ofrecer una season finale metafísica cargada de emoción pero vacía de sentido coral. Es, posiblemente, una gran mentira, muy bien envuelta que te atrapa con promesas y finalmente golpea a tu cerebro en las zonas que controlan el placer para que no pienses pero te sientas bien.

Es Perdidos una obra de arte, y una tomadura de pelo a la vez. Y no hay que olvidar una cosa, así como una película mediocre puede hacerla buena un gran final, Shyamalan vive de ello, una gran película puede hacerla poco más que buena, un final mediocre.

Personalmente me quedo con lo que me ha hecho pasar, aunque con este final... ahora mismo me piense mucho revisionarla y sobretodo, y a mi pesar, recomendarla.


El final de Perdidos... mientras dure el vídeo en Youtube

Pensando en cuerdas de acero...

2 comentarios

Andábame yo intentando recordar el nombre de una canción... una canción cuya particularidad partía de la melodía inicial de su guitarra. Por fin llegó a mi mente, se trataba de una canción bastante vulgar de Chris Rea, pero cuyo inicio me gusta mucho.

Me he puesto a pensar en la multitud de canciones que me gustan por sus primeros segundos guitarreros y de repente me ha salido esta lista, totalmente personal, y sin ningún orden en particular, no se trata de lo mejor en guitarras ni nada parecido, sólo lo que ha salido de mi mente al pensar en este genial y joven instrumento... aquí os la dejo.

Las diez canciones que mi mente saca a la palestra cuando pienso en guitarras

Guns'n'Roses - Sweet Child o' Mine


Extreme - More than Words


Metallica - Enter Sandman


Eric Clapton - Tears in Heaven


AC/DC - Thunderstruck


Dire Straits - Money for Nothing


Chris Rea - On the Beach


Queen - Headlong


Joe Satriani - Always with me, always with you


Jeff Ealey - While my guitar gently Weeps